San Juan de las Abadesas

Historia

En el valle de San Juan se conocen asentamientos desde el paleolítico inferior. En épocas posteriores se sabe que la romanización fue escasa con la construcción de un ramal de la Vía Augusta que remontaba el Coll d'Ares.

Monasterio de San Juan de las AbadesasEl orígen de la población actual se remonta a la época medieval con la vinculación al Monasterio de San Juan de las Abadesas por Wifredo el Belloso en el año 887. Fue el primer monasterio femenino de la Gothia y la primera abadesa fue su hija Emma de Barcelona. Era una pequeña comunidad benedictina que llegó a atesorar gran riqueza y mucha actividad en el siglo X. En el año 1017, las monjas fueron expulsadas de la órden por una bula papal de Benet VIII. Este episidio histórico se asociará con el paso de los años a la leyenda del Conde Arnau.

En el siglo XII se restablece la comunidad con canónigos bajo la órden de San Agustín, con el beneplácito de Ramón Berenguer III. Uno de los primeros abades agustinos fue Ponç de Monells, queien destacó por impulsar la construcción de una nueva iglesia. Aumentó el prestigio y la actividad del monasterio dada la prolífica actividad cultural (archivo y cancionero del trobador).

La villa de San Juan se creó alrededor del monasterio, en principio eran granjas dispersas y alrededor de la iglesia de San Pablo, en el barrio del Rabal. Cuando la población creció se construyó una villa amurallada en nueva planta (lo que es hoy la Vila Vella). Esta vila acogió a los gremios medievales, los más importantes los tejedores de lana y los tintoreros, siendo la Plaza Mayor el lugar de intercambio comercial.

Al final de la Edad Media el declive del poder eclesial hizo de San Juan un pueblo como los demás, que siguió las vicisitudes de la historia catalana, llegando a ser capital carlina, sufrió consecuencias en las guerras contra el francés y posteriormente la fisonomía de la población cambió con la llegada de la industrialización.Puente medieval

A mediados del siglo XIX se comienzan a explotar las minas de Ogassa, lo que incitó la construcción de la línea de ferrocarril que la unió con Barcelona en 1880. Este hecho aceleró su industrialización y su crecmiento, ya que debido a la gran cantidad de saltos de agua se aprovechó la margen de los ríos Ter y afluentes para crear colonias textiles. San Juan también fue pionera en la introducción del cemento.

Durante la guerra civil el municipio se llamó Puig-alt de Ter, y fue un lugar de paso para el exilio. Para cubrir su retirada, el bando republicano destruyó varios puentes y la estación. Después de la guerra se recuperó la industria y se diversificó, favoreciendo un desarrollo económico que permitió una estabilidad en la población. En la actualidad está prosperando mucho el sector servicios debido al auge del turismo en los valles pirenaicos.

Geografía

Sant Joan de les Abadesses está situado en el curso alto del Ter en la confluencia del mismo con la riera de Arçamala, en el valle homónimo, a una altura de 773 metros sobre el nivel del mar. Al Norte domina la Sierra Caballera y al sur el pico de San Antonio. Su comarca es el Ripollés, y la provincia Girona.

Tiene una superficie de 53,7 kilómetros cuadrados y una población de 3,492 habitantes, repartidos entre 9 núcleos de población Baga Amunt, Baga Avall, Can Martí Toralles, la Colònia Jordana, la Colònia Llaudet, Comafreda, Sant Joan, Solei Amunt y Solei Avall.

Su clima es de influencia continental con lluvias abuandantes y fuertes cambios térmicos, con una termperatura media de 11,7 grados y mínima de -1,7 grados, que la hace benigna durante gran parte del año y calurosa en verano, siendo muy habitual la presencia de la Tramontana o viento del norte.


La estación de Sant Joan de les Abadesses

Línea    
Km 115,454  
Altitud 799,530  
nº estación    

La estación pertenecía al Ferrocarril y Minas de San Juan de las Abadesas, que fue la compañía que inició la ventura del transporte de los carbones de las Minas de Ogassa hasta Barcelona, desde San Juan por vía propia hasta Granollers y desde allí a Barcelona por las vías de la Compañia de los Caminos de Hierro de Barcelona a Gerona.

La línea que posteriormente se llamaría de Sant Martí de Provençals a San Juan de las Abadesas, incluidad en la red de la compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España, prolongó su vía paralela a la de MZA debido al caro coste de pasar por las vías de su competidora, por lo que Norte acometió la construcción ya temprano siendo inaugurada en 1883.

En Ripoll la línea se junta con la línea del Transpirenaico, dándose la circunstancia que mientras el Transpirenaico nació ya electrificado, la línea de San Juan (como se la denominaba), aún estuvo un tiempo sin electrificar (años 30).

La estación de San Juan tenía sólo un andén de pasajeros y el resto eran vías de estacionamiento para los trenes de las minas. Dejó de prestar servicio el 30 de octubre de 1981.

Ahora las vías están totalmente desmanteladas y entre Ripoll y Ogassa se encuentra una bonita vía verde, llamada del Carbón y del acero.

San Juan en 1931

San Juan en 1981


Ubicación


Ver mapa más grande